Social

miércoles, 4 de febrero de 2015

YAIR ARRECHEA "YO MARQUE A RONALDO Y NO ME PASÓ"


El zaguero Yair Arrechea fue uno de los jugadores que participo en el 2011 de la victoria 2-0 del Deportes Tolima ante Corinthians por la fase previa de la Copa Libertadores, Arrechea hoy es parte de Santa Fe y le conto al sitio PasiónLibertadores.com su experiencia y anédotas del juego ante dos astros del fútbol Mundial como Ronaldo y Roberto Carlos. La labor de Yair Arrechea durante el partido fue no dejar volear a Ronaldo de cara al arco.

PASIÓN: ¿Qué pasó por tu cabeza cuando te enteraste que debías marcar a Ronaldo?ARRECHEA: Fue muy especial, recuerdo que sentí un frío en el estómago importante, nervios más que otra cosa. Iba a enfrentar al mejor número 9 probablemente de la historia del fútbol, que me iba a querer ganar. Todos hablábamos de eso, nos preguntábamos cómo sería tenerlo en la cancha.

PASIÓN: ¿Cómo te preparaste para el partido?
ARRECHEA: Con mucha concentración, fue encarado como todos los juegos sólo que claro, en frente estaba un grande de Sudamérica y que tenía a dos monstruos del fútbol como Ronaldo y Roberto Carlos. Dormí bien la noche previo al primer juego si bien admito que estaba con otro grado de nerviosismo. Confiaba mucho en mi juego, sabía además que él no estaba en el mejor momento de su carrera y debía aprovechar eso.

PASIÓN: Pese a justamente no estar en su nivel, ¿te sorprendió su juego?
ARRECHEA: No podía creer como es que podía hacer esos cambios de ritmo tan repentinos. Pensaba, si hace esto ahora lo que habrá sido antes. De espaldas era imposible anticiparlo, había que esperarlo y estar ahí cuando se diera vuelta para bloquear su remate o pase. Estaba más grandote pero te ponía el cuerpo que parecía una piedra, sin embargo pudimos controlarlo, no me pasó, je.

PASIÓN: ¿Hablabas con él dentro del campo?
ARRECHEA: Lo necesario, es que por un lado mientras se jugaba el partido me desconcentraba pensar que adelante mío estaba Ronaldo. Le pedí su camiseta, juré al término del partido que se olvidaría, no volví a insistirle y puedo decir que me sorprendió, ya que el utilero del Corinthians vino hasta el vestuario nuestro y me traía el regalo de Ronaldo, fue una sentida emoción, se acordó de mi, que encima le había ganado…

No hay comentarios:

Publicar un comentario