Social

domingo, 2 de octubre de 2011

Millonarios 2 - TOLIMA 1


En una discreta presentación, Tolima cayó 2-1 ante Millonarios en el estadio El Campín. En la décima fecha de la Liga Postobón II, el equipo ‘embajador’ le recordó este sábado al ‘vinotinto y oro’ lo que es la derrota. El tanto del descuento en Bogotá lo marcó Rafael Castillo de tiro libre.

El conjunto ‘pijao’ aún no supera la ausencia de su goleador Wílder Medina. No es un secreto que sin él en la cancha, el equipo pierde presencia ofensiva y aliviana el trabajo de la defensa rival. A mitad de semana, con un solitario tanto, pudo vencer en casa al Atlético Huila en la jornada de clásicos, pero ante el elenco ‘albiazul’ le costó hilar su juego y pisar con peligro el área del local.

El cuadro del venezolano Richard Páez sabía que su rival está golpeado anímicamente, por eso no se reservó nada, de principio a fin, en ataque para definir anticipadamente el juego a su favor. En un desborde de Lewis Ochoa, de buena actuación, Luis Mosquera le hizo saber a la visita, con un gol al minuto siete, que a Millonarios lo complican los equipos “chicos”, pero ante los grandes se muestra altivo y juega de igual a igual.

El conjunto ‘pijao’ tuvo que sortear a un rival que se jugó uno de su mejores partidos en el Torneo Finalización. Con un Máyer Candelo claro, el local se cansó de producir y de dilapidar opciones en el arco de Athony Silva, quien libró un atractivo duelo con Édinson Toloza, Máyer Candelo y Ochoa.

A la escuadra tolimense le costó contener a un Millos colectivo y con hambre gol. No pudo salir cómodo de su campo por la presión que ejerció el rival. Rafael Castillo intentó dar manejo en la mitad, asociarse con Cristian Marrugo y tirarle pelotazo a un solitario Diego Cabrera que guapeó entre los centrales, pero al final poco pudo hacer en el área azul.

En las pocas llegadas que tuvo el ‘vinotinto y oro’ en el primer episodio, brilló Gerardo Vallejo con sus salidas, Marrugo con su gambeta y claridad para tocar y Castillo con las pelotas quietas que hicieron ver mal al portero Nelson Ramos.

El juego en El Campín alcanzó su punto más alto al minuto 36 con un gol de cabeza de Pedro Franco, quien es contundente en el fútbol aéreo para atacar, pero lo complican cuando defiende delanteros altos y bajos. Poco pudo celebrar el 2-0 el local. En tiro libre, Castillo decidió patear al arco y no se equivocó. Marcó un golazo que llenó de picante al juego y que llenó de ilusión al Tolima.

Para la segunda etapa, el marcador era manejable para los dirigidos por Hernán Torres. No eran efectivos arriba, pero con cada proyección de Vallejo, el onceno ‘pijao’ puso al descubierto las debilidades en defensa del dueño de patio. Tras un tiro de esquina, Dávison Monsalve tuvo en sus pies pero falló frente a Ramos.

Como la intensidad del primer tiempo desgastó a varios jugadores, los técnicos jugaron su propio partido al mover el banco. El primero en mostrar sus intenciones fue Páez con el ingreso de José Luis Tancredi. El uruguayo fue el socio ideal de Candelo, quien vio recompensada su buena actuación con la victoria azul y los aplausos de la tribuna. Entretanto, Torres se la jugó con Danny Santoya y Wílmer Parra. Los atacantes no pudieron descifrar el partido y pasaron por el campo sin pena ni gloria.

Sin sentir la amenaza, Millonarios le dio manejo al partido. Antes de finalizar el juego, Toloza tuvo dos oportunidades de ampliar la ventaja azul, pero el gol en esta ocasión le fue esquivo.

En la fecha once del torneo, Tolima recibirá en el estadio Murillo Toro a Real Cartagena, mientras que Millonarios se medirá al Deportes Quindío en el estadio Centenario de Armenia. 

www.elcolombiano.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario